Presentación
Clasificaciones
Equipos
Historia
Contáctanos

Patrocinadores
Para entrenadores
Enlaces
Foro de discusión
Información útil

Noticias
Horarios
Chico de la semana
Chica de la semana
Artículos

POR TEMAS

ACB
Arbitraje
Baloncesto de base
Diccionario
Españoles en la NBA
Medicina deportiva
Michael Jordan
NBA
NCAA
Historias del basket
Para entrenadores
Selecciones españolas

 

Dividir y crear espacios

Publicado en el diario El Mundo (22-10-2001)

VICENTE SALANER

Se habla mucho, últimamente, de lo que impera o lo que conviene hacer en el baloncesto moderno, como si fuesen valores técnicos nuevos y radicalmente distintos de los del baloncesto de siempre. En realidad, todo ha estado ahí desde al menos 1960 -que es cuando los conceptos defensivos en presión y en ayuda que hoy conocemos quedaron ya plenamente incorporados al juego... en Estados Unidos, claro-, pero también es evidente que hoy, con la potencia física y el puro volumen de los jugadores de hoy, hay cosas más importantes que hace unos años y, a su vez, cosas que no lo son tanto como otrora.

Viendo varios de los últimos partidos de la ACB, uno se da cuenta de la importancia crucial de dos de esos valores técnicos, de esos fundamentos colectivos si así se prefiere llamarlos: la penetración y la creación de espacios en ataque. No todo el mundo lo hace correctamente. Con defensas inviduales adobadas de ayudas -es decir: de conceptos más cercanos a las defensas zonales- erigidas en verdaderas amebas que atrapan a los atacantes, quienes se limitan a hacer circular el balón por fuera o a esperar que sus compañeros salgan de embarullados bloqueos a ambos lados de la zona de tres segundos acaban, en general, sin un tiro claro.

La penetración y el mantenimiento de espacios son recursos que demasiados de nuestros equipos utilizan demasiado poco, o conocen mal. Penetración: no para ir, como aquí arriba decimos, hasta la cocina, sino para desequilibrar esa defensa colectiva, ya sea de contención o más presionante. El base o un escolta, y a menudo el alero bajo, pueden provocar el caos defensivo con una penetración agresiva, atrayéndose a dos o tres hombres y doblando pase. El sábado, en el Pamesa-Real Madrid, era llamativo ver lo poco que hacen hoy esto dos hombres notablemente dotados para penetrar y crear ocasiones: Raúl López por parte madrileña, y Nacho Rodilla por la valenciana. Lo de los espacios parece una memez, pero es crucial. Como decía un entrenador americano, «la creación de espacios es ataque y el ataque es creación de espacios». Nunca deben situarse los jugadores exteriores a menos de 4,5 o 5 metros el uno del otro salvo en el momento preciso del corte o del bloqueo), porque si lo hacen facilitan el trabajo de los defensores. La próxima vez, observen cuántos apelotonamientos de atacantes tenemos que soportar...

 

© cbjuandeaustria.com, 2002
Optimizada para IE 5.0 y Netscape 4.6
Optimizada para 800x600

ACB

- El nuevo Ferrándiz
- El Estudiantes, un club peculiar
- Rotaciones "sin ton ni son"
- La ACB hacia el totalitarismo
- El impacto albiceleste
- 20 años
- Cantera de la NBA
- Un hombre hecho para el Real Madrid
- Scariolo incumple las normas
- Dividir y crear espacios