Presentación
Clasificaciones
Equipos
Historia
Contáctanos

Patrocinadores
Para entrenadores
Enlaces
Foro de discusión
Información útil

Noticias
Horarios
Chico de la semana
Chica de la semana
Artículos

POR TEMAS

ACB
Arbitraje
Baloncesto de base
Diccionario
Españoles en la NBA
Medicina deportiva
Michael Jordan
NBA
NCAA
Historias del basket
Para entrenadores
Selecciones españolas

 

Rotaciones "sin ton ni son"

Publicado en el diario Marca (24-11-2003)

PEPE LASO

Antes todos los entrenadores utilizaban los cambios por motivos previsibles: faltas personales, reservas físicas o simplemente desaciertos puntuales. Siguen existiendo entrenadores con este criterio. Aranzana, Comas, Paco García o Ivanovic son ejemplos puntuales. Sin embargo ha proliferado un nuevo estilo, el de las rotaciones, consiste en dar entradas "sin ton ni son" a los jugadores del banco. Los Epi, Martín, Creus o Perasovic, con su capacidad para echarse el equipo a la espalda, pasarían en estas circunstancias a convertirse en jugadores del montón.

Después de once jornadas disputadas en un par de meses, resulta que sólo 27 jugadores han estado un mínimo de 30 minutos o más de promedio en la cancha. Me parece poquísimo, sobre todo si esos minutos los juegan en 2 o 3 cortes, que habitualmente es así. Es curioso comprobar como algunos de los equipos mejor clasificados tienen varios jugadores con vitola de responsables: el imbatido TAU tiene hasta 4: Scola, David, Macijauskas y Nocioni, situación peligrosa, sobre todo iniciada la ULEB. El sabio Manel Comas tiene tres, Montáñez y los superveteranos Turner y Thompson que aúpan al Forum a unas posiciones que en un principio parecía que no le correspondían. Dos estrellas parecen poco, pero suficiente considerando la falta de flexibilidad del baremo que utilizo, hasta ocho equipos tienen esas dos figuras. Es significativo ver como dos equipos de lo alto de la tabla, Barcelona y Estudiantes, les está costando encontrar sus estrellas, ya que sólo Bodiroga y Jiménez merecen esta distinción. Grave resulta el caso de Pamesa, Unicaja y Joventut, pues ninguno de los tres ha iniciado la competición sólidamente. La mejor demostración de su inestabilidad es que ni un solo jugador merece estar en el campo ese tiempo. Sólo 27 jugadores ACB han tenido la confianza de sus entrenadores, entre los que se echan de menos nombres como Oberto, Navarro, Felipe, Angulo o Esteller.

Por otro lado, 28 jugadores reservas han dispuesto entre 12 y 15 minutos, de lo que se deduce que un centenar actúan alrededor de 20 minutos y casi nunca continuadamente. En definitiva a nuestro baloncesto le faltan estrellas.

Veamos algunas motivaciones de este batiburrillo, y por favor entrenadores no se enfaden conmigo. Miedo a la reacción de los jugadores que no juegan y se les regalan minutos como mejor medicina para curar los males del vestuario, jugadores cortos de preparación con un injustificado cansancio cuando llega la hora de competir. Plantillas formadas sin cordura carentes de elementos con carácter, la simple falta de Prigioni tiene en el limbo a los alicantinos, por el contrario dos pivots sólidos, pertenecientes al club de los 30 minutos, lanzan a los tinerfeños.

Dejémonos de rotaciones absurdas, démosles a las estrellas la responsabilidad y el valor que tienen y no regalemos ni un solo minuto a los que no lo merecen; todos, sobre todo el público, sabrán apreciar la calidad de algunos de los nuestros. Por si no me he explicado bien, tres ejemplos: Duncan en San Antonio juega 81 partidos y 39 minutos de promedio, Garnett 40 minutos de promedio y Gasol 36 minutos, y cuando un día les sientan nuestros cronistas se cabrean.

 

© cbjuandeaustria.com, 2002
Optimizada para IE 5.0 y Netscape 4.6
Optimizada para 800x600

ACB

- El nuevo Ferrándiz
- El Estudiantes, un club peculiar
- Rotaciones "sin ton ni son"
- La ACB hacia el totalitarismo
- El impacto albiceleste
- 20 años
- Cantera de la NBA
- Un hombre hecho para el Real Madrid
- Scariolo incumple las normas
- Dividir y crear espacios