Presentación
Clasificaciones
Equipos
Historia
Contáctanos

Patrocinadores
Para entrenadores
Enlaces
Foro de discusión
Información útil

Noticias
Horarios
Chico de la semana
Chica de la semana
Artículos

POR TEMAS

ACB
Arbitraje
Baloncesto de base
Diccionario
Españoles en la NBA
Medicina deportiva
Michael Jordan
NBA
NCAA
Historias del basket
Para entrenadores
Selecciones españolas

 

Esguince de tobillo

Publicado en el web Onda Salud (www.ondasalud.com)

Deportes en los que aparece

Esta lesión aparece en casi todos los deportes, excepto en los acuáticos, ya que no implican un apoyo del pie. Los deportistas que más sufren esta lesión son los futbolistas, jugadores de baloncesto y corredores.

¿En qué consiste la lesión?

Los esguinces de tobillo son torceduras o distensiones violentas de los ligamentos del tobillo. Pueden producirse como consecuencia de un golpe directo sobre el tobillo (en deportes que implican contacto) o como consecuencia de una caída, un mal apoyo o un movimiento incorrecto.

En función de su gravedad, se habla de tres grados distintos en los esguinces de tobillo:

- Esguince de primer grado: es el de menor gravedad, y los ligamentos del tobillo están poco afectados. La zona está ligeramente hinchada, dolorida y pueden aparecer derrames.

- Esguince de segundo grado: la lesión de los ligamentos es mayor y suelen producirse en personas que habían sufrido lesiones similares con anterioridad. El dolor y la hinchazón son mayores y se pueden realizar menos movimientos con el pie.

- Esguince de tercer grado: el dolor es intenso, la movilidad del pie es muy reducida y la lesión se acompaña de un derrame mucho mayor. Además, el deportista puede realizar movimientos anormales del pie debido a la laxitud de los ligamentos.

Si el esguince es de mediana gravedad (segundo o tercer grado) es conveniente realizar una radiografía para determinar si se ha producido alguna pequeña fractura ósea.

Prevención

Realizar siempre un calentamiento y un entrenamiento progresivos. Si existe predisposición a padecer este tipo de lesión, conviene proteger la articulación con un vendaje o tobillera especiales.

Tratamiento

Es muy importante conocer el alcance de la lesión y ver qué ligamentos se han visto afectados para proporcionar el tratamiento adecuado. Si los ligamentos del tobillo no se han dañado gravemente es posible la vuelta al deporte en poco tiempo con un vendaje funcional.

En caso de esguinces más graves, el tratamiento tradicional consistía en la inmovilización del pie con una escayola o férula y el uso de muletas para caminar. Actualmente esto no se considera lo más apropiado. Tras un periodo de reposo de unas 24 horas se aconseja empezar a caminar con un vendaje funcional y comenzar con ejercicios progresivos para recuperar el equilibrio y la movilidad. Si la intensidad de la lesión es moderada o grave hay que esperar entre una semana y diez días antes de comenzar los entrenamientos.

 

© cbjuandeaustria.com, 2002
Optimizada para IE 5.0 y Netscape 4.6
Optimizada para 800x600

Medicina deportiva

- Luxación de hombro
- Agujetas
- Esguince de tobillo