Presentación
Clasificaciones
Equipos
Historia
Contáctanos

Patrocinadores
Para entrenadores
Enlaces
Foro de discusión
Información útil

Noticias
Horarios
Chico de la semana
Chica de la semana
Artículos

POR TEMAS

ACB
Arbitraje
Baloncesto de base
Diccionario
Españoles en la NBA
Medicina deportiva
Michael Jordan
NBA
NCAA
Historias del basket
Para entrenadores
Selecciones españolas

 

La historia de Juan Dixon, un MVP que tuvo un difícil pasado y ahora un brillante futuro

Publicado en el diario Marca (31-03-2002)

EDUARDO SCHELL

Cuando sonó el pitido final, Juan Dixon vio cumplido su objetivo y sonrió. Celebró por todo lo alto con el resto de sus compañeros la tan ansiada conquista del título universitario de baloncesto ante los Indiana Hoosiers. El héroe de Maryland fue designado mejor jugador del torneo y puso un broche de oro a su carrera con los Terrapins. Ahora todo indica que le espera un brillante futuro en la NBA, pero llegar hasta donde ha llegado no ha sido nada fácil. "El baloncesto ha salvado mi vida" asegura.

Dixon nació en Baltimore y tuvo una infancia complicada. Sus padres, Phill y Juanita, drogadictos, fallecieron en apenas el intervalo de 13 meses entre 1994 y 1995 tras contraer el VIH por el uso de jeringuillas infectadas. Juan asegura que la muerte de sus padres le hizo madurar y lleva sus nombres tatuados en el biceps. Con 17 años, renunció al dinero fácil que le podía dar el tráfico de drógas. Prefirió ganarse la vida honestamente trabajando durante el día por el salario mínimo en el puerto y decidió intentar cumplir su sueño: graduarse como su hermano Phill, su ídolo, y jugar con Maryland.

Maniático del orden

Al principio pocos apostaban por él. No era demasiado alto y era bastante esmirriado pero el no hizo caso a las críticas. Desde muy pronto demostró su tesón y su cabezonería. Además de ser un maniático del orden y de la limpieza (lleva su propio papel higiénico al vestuario) es un auténtico perfeccionista. Como el resto de los chicos de su edad, salía hasta altas horas de la noche, pero para jugar al baloncesto, su verdadera droga. Así adquirió la precisión en el tiro que le ha llevado a convertirse en el máximo anotador de la historia de la Universidad. Sus 2.294 puntos en cuatro años (110-31) superan los 2.149 de Len Bias, que falleció en 1986 de una sobredosis dos días después de ser elegido por los Boston Celtics en la segunda plaza del draft de 1986.

Dixon deja Maryland tras ver como retiraban su camiseta con la de su inseparable amigo y compañero de fatigas Lonny Baxter. Los dos han devuelto a Maryland a lo más alto y han ayudado a Gary Williams a entrar en la historia al ser el primer jugador y entrenador que gana el título universitario con los Terrapins.

 

© cbjuandeaustria.com, 2002
Optimizada para IE 5.0 y Netscape 4.6
Optimizada para 800x600

NCAA

- Las grandes figuras de la NCAA son de raza blanca
- Syracuse, brillante campeón de la NCAA
- La historia de Juan Dixon
- El héroe de Duke