Archivos de ‘17th febrero, 2011’

Vengo observando, normalmente con preocupación y a veces con irritación, como no se presta la debida atención a uno de los aspectos fundamentales del baloncesto: el tiro a canasta.

Nos pasamos horas y horas haciendo ejercicios de entradas, de bote, de pase, el fundamental pasar y cortar; trabajamos las fintas, la velocidad, la coordinación, la condición física en general y, por supuesto, los diversos tiros a canasta, ya sea en estático o en movimiento.

Sin embargo, parecer ser que nos conformamos con que los niños tiren y, si hay suerte, consigan encestar. Si el objetivo es ganar, parece ser que nos da igual la forma en la que se consiga, a costa de no mejorar los fundamentos individuales (que pasan a un segundo plano) y sí primar los colectivos.

Como profesor de Educación Física, y amante del baloncesto, tengo más dificultades en enseñar a un niño que ya juega al baloncesto que a otro que, siendo mínimamente coordinado, no ha jugado de forma organizada en su vida. Los primeros repiten insistentemente errores, tics aprendidos y no corregidos, agarrados cual lapas a su ego baloncestístico, creyendo muy erróneamente que ya lo saben todo (incluso imberbes alevines), y solo porque son globalmente mejores que el resto de sus compañeros. Sin embargo, los segundos, los que están teniendo los primeros contactos un tanto reglados con nuestro deporte, son esponjas que absorben con prontitud las indicaciones del maestro, y con unas cuantas explicaciones tienden a ejecutar de forma correcta lo enseñado y, así, dar el primer y decisivo paso para obtener visibles resultados y avances significativamente más rápidos que aquellos que practican el baloncesto hasta cuatro veces por semana.

Modificar una mecánica de tiro lleva relativamente poco tiempo cuando el niño está aprendiendo a jugar. Si su experiencia es ya de algunos años, resulta más complicado, pero en unos meses es una cuestión resuelta. Pero cuando observo a jugadores de categoría infantil, cadete, júnior o incluso sénior, tiendo a preguntarme quién o quiénes han sido sus entrenadores, y por qué no han invertido una temporada en trabajar un aspecto esencial para el futuro, y así no limitar la progresión de un jugador en un aspecto tan fundamental del juego.

Hay que insistir todos los días en la correcta ejecución de los movimientos, luego, los resultados traducidos en la mejora de los porcentajes llegarán por sí solos. Es, simplemente, una cuestión de tiempo.

Quiero creer, bueno… necesito creer, que todos los entrenadores saben cómo debe ser una correcta, una ortodoxa mecánica de tiro. Y, por supuesto, que ya les duele el paladar de tanto repetirlo en los entrenamientos. Sin embargo, aplicando el viejo refrán de “más sabe el diablo por viejo, que por diablo”, me permito recordar una serie de aspectos básicos.

  • Un buen resultado final en un lanzamiento a canasta comienza por una buena posición de los pies. Sí: de los pies. Por lo tanto, el tiro no es solo una cuestión de brazo y mano, ya que comienza en los dedos de los pies, recorre cual corriente eléctrica todo el cuerpo, y finaliza en los dedos anular, corazón e índice de la mano (casi siempre la dominante).
  • Podría extenderme en comentar lo necesario que es una buena separación de pies, pues permite un correcto equilibrio y una base de sustentación idónea. También en la importancia de mantener el tronco erguido, que la posición de los brazos permita una perfecta visión de la canasta y que con el brazo construyamos una  especie de “C” (ver imagen de Carlos Cazorla).
  • Y, por supuesto, que hagamos una correcta flexión de piernas que nos ayude a ejecutar con la fuerza suficiente el movimiento, que el brazo de tiro quede totalmente extendido, al tiempo que con la muñeca se le da el efecto adecuado al balón, finalizando con los dedos mirando al aro (ver imagen de Yao Ming),… y bla, bla, bla.

Pero de todo esto ya hay mucha bibliografía, y es fácil encontrarlo en Internet, como la siempre interesante sitio que mantiene el ya veterano Tarso, que lleva años insistiendo desde su web en la correcta ejecución de los movimientos. Aquí dejo el enlace para que los que tengan dudas refresquen conceptos.

http://www.ctv.es/USERS/tarso/Curso05.html

Además, entrenar el tiro es una experiencia gratificante, porque implica tener un balón en las manos, y marcarse el objetivo placentero/frustrante de encestar, que suele ser lo que más gusta a los practicantes de nuestro deporte.

Luego, el entrenador ya le explicará al jugador lo que es una buena “selección”, o el jugador, si es inteligente, se dará cuenta de cuándo debe tirar, cuál es el momento oportuno para intentarlo, pero para llegar a ese momento antes hay que saber cómo hacerlo correctamente.

Para finalizar, dejo un par de un par de ejemplos del gran Michael Jordan, que consigue la canasta ganadora en la final de la NBA de 1998 ante los Utah Jazz (su sexto anillo), utilizando una mecánica perfecta, pudiéndose apreciar como una vez efectuado el lanzamiento, aún se queda unos instantes con el brazo “ejecutor” elevado.

http://www.youtube.com/watch?v=vdPQ3QxDZ1s

http://www.youtube.com/watch?v=iZlIE0cexwM

commentsComentarios desactivados en “La correcta mecánica de tiro: una asignatura pendiente”, por Antonio Suárez | moreLeer mas »