“Una temporada para dejar de soñar”, por Antonio Suárez

datePublicado el 4th febrero, 2013 por admin

Desde los primeros momentos de la temporada de minibasket, y a tenor de los resultados que iban consiguiendo nuestros equipos, nos sorprendíamos de lo que al finalizar la primera fase es ya toda una realidad: tenemos un equipo que luchará por ser campeón de Madrid en cada una de las 8 categorías.

Es cierto que no todos han accedido a la segunda fase con la misma holgura, pues algunos han pasado invictos, mientras que otros han sufrido casi hasta la última jornada para ver cumplido algo que hace 25 años ni se nos pasaba por la cabeza. Pues, por aquel entonces, cómo íbamos a pensar que nuestros equipos algún día pudieran competir contra Estudio, Menesiano, Maristas Madrid (San José del Parque), La Salle Maravillas, Cajamadrid, San Agustín o Corazonistas, es decir, aquellos clubes históricos que dominaban las competiciones un año sí y otro también.

Algunos de los mencionados siguen teniendo una cierta importancia en el mini madrileño, mientras que otros directamente han desaparecido, o apenas trabajan el baloncesto con la intensidad de finales de los 80 o comienzos de los 90.

Y han tenido que pasar todos esos años para ver cumplido algo que ni en nuestros mejores sueños ocurría, y que ahora, casi sin esperarlo, se ha convertido en realidad.

Evidentemente estas cosas no llegan por generación espontánea, o por casualidad, y sí son el fruto de muchos años de trabajo. Nuestros entrenadores cada vez están más preparados y son más exigentes consigo mismos, las directrices técnicas y las coordinaciones van dando su fruto, y el capital humano se ha ampliado mucho a los otrora límites casi exclusivos de nuestro colegio, pues el trabajo de escuelas y el prestigio acumulado durante todos estos años, ha llamado la atención de otros centros educativos que nos han solicitado que llevemos sus actividades de baloncesto. En suma: una paciente y controlada labor, tratando de no abarcar más de lo que se puede, termina por verse reflejada en resultados positivos.

A partir de ahora tendremos equipos que lo van a seguir haciendo muy bien, y otros que se darán cuenta que aún les queda mucho para estar al nivel de los mejores, pero solo compitiendo contra ellos es como se aprende, y los que llevamos ya varias decenas de años en el mundo del baloncesto sabemos que se suele aprender mucho más de las derrotas que de las victorias, por mucho que las primeras duelan. Ya se sabe aquello de que “lo que no nos mata, nos hace más fuertes”.

Algunos, un poco sorprendidos de nuestro propio éxito, y ante lo que hemos denominado en nuestra web como “Hito histórico en nuestro 25.º aniversario”, nos hemos preguntado cuántos clubes habían conseguido lo mismo. Para ello nos hemos ido a la base de datos que desde la temporada 2005-06 tiene la Federación de Baloncesto de Madrid en su web. El resultado de ese estudio nos ha dejado bastante claro que, como veremos más adelante, no es nada sencillo lo que nuestro club ya ha conseguido esta temporada.

¿Cómo está hecho el análisis?

1.º Hemos ido comprobando, de cada una de las 8 temporadas analizadas, qué clubes de las 8 categorías de mini se habían clasificado para la segunda fase y tenían opciones de título.

2.º En aquellas en las que por el escaso número de equipos solo hubo un grupo único, hemos considerado como finalistas a los 6 primeros.

3.º Aunque hubiera varios equipos del mismo club clasificados, a los efectos estadísticos cuentan como uno solo.

Así, desde la temporada antes indicada (2005-06), solo Brains había conseguido algo tan difícil como es tener todos sus equipos con opciones de título tras la disputa de la primera fase y, además, durante tres temporadas: 2005-06, 2008-09 y 2009-10. En este sentido consideramos a Colegio Brains y Brains Moraleja como un mismo club.

Y su dominio en ese apartado era incontestable hasta la temporada actual, en la que Juan de Austria ha conseguido igualar ese dificilísimo registro.

Sin embargo, otros clubes estuvieron a punto de lograrlo, pues situaron a 7 equipos, siendo el que más el propio Brains (temporadas 2006-07, 2010-11, 2011-12 y la actual, 2012-13), Torrelodones (temporadas 2007-08, 2008-09 y 2011-12), Estudio (temporada 2008-09) y Las Rozas (temporada actual, 2012-13).

Si sumamos el número total de equipos que han tenido opción de ser campeones a partir de la primera fase, sobre un total de 64 posibilidades (8 categorías en 8 años), nos encontraríamos la siguiente clasificación:

CLUB

N.º de equipos

1

BRAINS

58

2

TORRELODONES

44

3

DISTRITO OLÍMPICO

41

4

CORAZONISTAS

39

5

ESTUDIO

35

6

MENESIANO

30

7

HERCESA C.D.

29

8

AGUSTINIANO

28

9

JUAN DE AUSTRIA

26

10

ESTUDIANTES

25

11

MARAVILLAS

25

12

JESÚS MARÍA

19

13

SAN VIATOR

18

14

COSLADA C.B.

17

15

FUNDAL ALCOBENDAS

16

16

LAS ROZAS C.B.

16

17

SALESIANOS SOTO PIRATAS

15

18

SAN AGUSTÍN

15

19

TRES CANTOS

15

Por otra parte, si nos fijamos en qué equipos han sido campeones en las 7 temporadas anteriores, se ven curiosas tendencias con clubes que destacan más en masculino o en femenino. Así, claramente vemos que Torrelodones, Distrito Olímpico, Estudio y Alcobendas tienen su fuerte en las categorías masculinas, mientras que Brains, Corazonistas, Alameda y Coslada lo tienen en las femeninas.

CLUB

CAMPEONATOS

MASC.

FEM.

BRAINS

14

5

9

TORRELODONES

14

10

4

CORAZONISTAS

5

0

5

DISTRITO OLÍMPICO

4

4

0

ESTUDIO

3

3

0

FUNDAL ALCOBENDAS

3

3

0

ALAMEDA DE OSUNA

2

0

2

COSLADA C.B.

2

0

2

AGUSTINIANO

1

0

1

ESTUDIANTES

1

1

0

HERCESA C.D.

1

0

1

JESÚS MARÍA

1

0

1

LAS ROZAS C.B.

1

0

1

OLÍMPICO 64

1

1

0

SAN VIATOR

1

0

1

TRES CANTOS

1

1

0

VALDELUZ

1

0

1

TOTAL

56

28

28

Análisis por clubes

1.º Brains

Resulta casi un insulto a la inteligencia lo que lleva haciendo Brains en mini durante tantos años. Temporada tras temporada sus equipos son competitivos, y resulta más novedoso que “un” Brains no luche por el título, que sí lo haga. Con ver la gráfica está todo dicho, pues de sus 64 equipos, en estos 8 años, solo 6 no pasaron la primera fase para luchar por el campeonato de su categoría. Si además nos fijamos en los campeonatos obtenidos todas las temporadas, vemos que excepto en la 2006-07, siempre han obtenido algún título, con mención especial para las dos últimas en las que acumularon 3 y 3 sobre las 8 posibles cada año.

2.º Torrelodones

En Torrelodones hay un antes y un después de la llegada de los “yugoslavos”. En poquísimos años pasaron casi del cero al infinito, y pese a la marcha de alguno de los técnicos que implantaron nuevos sistemas de trabajo, el club se ha mantenido bien en la base, aunque no es menos cierto que sus resultados, en cuanto a títulos se refiere, ya no son tan deslumbrantes como lo fueron a finales de la pasada década. De todos modos, los de “Torre”, pueden decir que son el único club que en estas 7 temporadas pasadas han tenido al menos un campeón de categoría.

3.º Distrito Olímpico

Si hay una palabra que pueda definir la marcha del mini en Distrito Olímpico esa sería “regularidad”. El club de San Blas siempre consigue sacar equipos competitivos, con buenos resultados generales y, de vez en cuando, se dan el gustazo de tener un equipo campeón, aunque siempre en masculino.

4.º Corazonistas

Se podría decir que es el álter ego (el “otro yo”, para los de la LOGSE) perfecto de Distrito Olímpico, pues todo lo que decimos sobre la regularidad de unos puede ser aplicada a los otros, con la única diferencia de que lo que más destaca en el club de Chamartín es la sección femenina. Sin embargo, llevan una sequía de 3 años en lo que a títulos se refiere, porque una generación como la que tuvieron con las chicas del 97 se da pocas veces, pues fueron campeonas los 4 años de mini, vapuleando sistemáticamente a todos los rivales que se les pusieron por el camino.

5.º Estudio

Es uno de los clásicos del mini madrileño, y club del que han salido buenos jugadores ACB. Siempre han tenido un espíritu muy definido de juego, en el que primaba el aspecto individual sobre el de conjunto, a lo que añadían un encomiable espíritu de lucha que los hacían complicados de derrotar.

Sorprende que esta temporada solo hayan conseguido situar a dos de sus equipos con opciones al campeonato madrileño (benjamín masculino de 2.º año y alevín masculino de 2.º año), lo cual no es una buena noticia para el club de Aravaca, pues es el peor resultado en muchos años. Esperamos que solo sea un lapsus, y podamos seguir viendo al Estudio de siempre en temporadas venideras.

6.º Menesiano

Otro de los clásicos de mini madrileño, pero siempre con resultados menos llamativos que otros clubes. No todas sus temporadas son igual de brillantes, y tras pasar dos relativamente malas, en esta han conseguido que 4 de sus equipos pasen a las fases que dan derecho a disputar las eliminatorias por el título. Sin duda una buena noticia para un club que lleva muchos años sin obtener un título de la Comunidad.

7.º Hercesa

Con Hercesa, por ser de Alcalá de Henares y conocer algo mejor lo que sucede en la casa de nuestros vecinos, nos vamos a extender un poco más.

Es el continuador de aquel Cajamadrid glorioso de finales de los setenta, toda la década de los ochenta y los primeros años de la del noventa. El cambio de política de la Obra Social de la caja supuso que el dinero dejara de entrar con la generosidad que antes lo hacía, por lo que su labor se resintió notablemente al no poder seguir con la línea que en aquellos tiempos les permitía tener un sólido conjunto en ACB, y una cantera que acudía con aspiraciones a los campeonatos de España. Cuando eso sucedió se creó el Juventud Alcalá, que intentó seguir la misma línea con menos dinero, por lo que los resultados se resintieron.

Posteriormente, Jesús Martín, un empresario alcalaíno, se hizo con el control del club que pasó a denominarse Baloncesto Alcalá. Los equipos de élite desaparecieron, pero la base, gracias al control que se ejercía sobre las escuelas deportivas municipales, siguió obteniendo buenos resultados. A continuación, los problemas económicos de la entidad supusieron la marcha de los gestores y la entrada de un patrocinador muy importante que, además, dio nombre al nuevo club: Hercesa C.D.

Durante la última década Hercesa ha seguido siendo el principal referente en el baloncesto complutense, aunque la competencia de Juan de Austria y posteriormente Lope de Vega, debilitó mucho sus equipos de mini. Sin embargo, y aprovechando los fichajes que hacían de los otros clubes de la ciudad, consiguió mantener buenos resultados en infantiles o cadetes, pues atraían a jugadores gracias a sus acuerdos como cantera del Real Madrid.

Sin embargo, en las últimas temporadas han visto como se iban un numeroso grupo de entrenadores y jugadores, que formaban la base del nuevo Baloncesto Alcalá, además de perder un gran número de centros de enseñanza que optaron porque sus escuelas de baloncesto las llevara Juan de Austria o Baloncesto Alcalá. Si a eso le añadimos la reciente huida a mitad de temporada del patrocinador (Hercesa abandona a Hercesa C.D.), negros nubarrones se ciernen sobre el club complutense, pues ve peligrar el proyecto deportivo ante la falta de apoyo económico.

Para esta ciudad es una pésima noticia que pudiera desaparecer Hercesa. Nadie que ame el baloncesto puede alegrarse de ello, porque quien sale perjudicado es el propio deporte y los que amamos este juego. La rivalidad local es divertida, sana, genera controversia y es un aliciente para todos. Un derbi es un derbi, y así debería seguir siendo.

Desde estas líneas animamos a los que quieren seguir manteniendo a flote el proyecto de Hercesa (o como se llame en el futuro), que no decaigan en su esfuerzo y que podamos seguir disfrutando de la generalmente sana rivalidad de todos estos años, aunque de vez en cuando se haya enturbiado por sucesos puntuales.

Con respecto a nuestro estudio, referido a la evolución de las últimas temporadas, la gráfica es más que elocuente, a lo que se añade que desde la temporada 2005-06 ningún equipo de mini de Hercesa ha conseguido el campeonato madrileño.

8.º Agustiniano

Es otro de esos clubes que siempre mantiene una cierta regularidad, aunque en un tono más bajo que Distrito Olímpico, Corazonistas o Estudio, pero siempre tiene algún equipo con serias aspiraciones. La temporada actual en mini no es de las más brillantes de los últimos años, pero Agustiniano es como el ave Fénix, y volverá a estar en el lugar que le corresponde por historia.

9.º Juan de Austria

Nuestro club siempre ha estado limitado por varios factores. El primero era que la inmensa mayoría de los jugadores procedía del propio colegio que le da nombre, otro la falta de recursos económicos y de instalaciones adecuadas y, un tercero, no ser el referente local por excelencia en baloncesto.

Todo eso se ha ido modificando con los años. Ahora mismo la inmensa mayoría de los jugadores de los equipos de mini no son del colegio, las instalaciones han sufrido un cambio drástico y son un lujo para la práctica del baloncesto, la economía está saneada y se pueden afrontar inversiones en material o formación para los entrenadores y, por último, la labor efectuada estos años de captación en nuestras escuelas comienza a dar sus frutos.

Que en esta temporada nuestro club esté representado, tras la disputa de la primera fase, en todos los grupos que disputarán los campeonatos madrileños de cada categoría de mini es algo casi inimaginable pero, como decimos al principio del artículo, no es fruto de la casualidad y sí de un trabajo de años y años.

Ahora solo queda seguir disfrutando de lo conseguido y marcarse nuevas metas, aunque hay que tener los pies en la tierra y saber que no siempre será así. Sin embargo nos queda una cosa por pedir, y es que la sequía de un título en mini dura desde la temporada 2002-03, y aunque ha habido varios tiros al aro, nos falta repetir esa canasta ganadora. ¿Llegará esta temporada?

10.º Estudiantes

Que un club como Estudiantes se “pringue” y tenga equipos de mini tiene que ser todo un orgullo y una satisfacción. En primer lugar para el propio baloncesto, deporte al que dignifican con su sola presencia, y en segundo lugar para todos los niños que alguna vez en su carrera deportiva pisarán las canchas del Ramiro, todo un pozo de sapiencia baloncestística.

Si sus equipos son más o menos competitivos no parece importarles mucho a los dirigentes estudiantiles, pues saben que su verdadera labor de captación comienza a partir de infantiles. Que luego en ACB solo haya un Fernández, y el resto se llamen Clark, Granger, Nogueiras, etc. es otra historia.

10.º bis – Maravillas

Un club de los llamados regulares, y que siempre tiene equipos que luchan por estar entre los mejores. No tienen la consistencia y la regularidad de hace una década o algo más, en la que eran asiduos de las finales, pero siempre serán uno de los referentes del mini madrileño. No lo olvidemos: son La Salle Maravillas.

Las Rozas

Club joven en esto del mini (no hay más que ver la gráfica), pero que resaltamos por su rendimiento la pasada temporada (6 equipos entre las 8 categorías, y campeones en alevín femenino de 2.º año), y por lo que apunta de la actual. El gráfico lo dice casi todo, y salvo que las cosas cambien mucho puede convertirse, o incluso superar, lo que ha estado haciendo todos estos años pasados Torrelodones.

Consideraciones finales

Independientemente de que los análisis sean más o menos acertados, está claro que algo se está moviendo en el baloncesto de base madrileño, pues ya la última temporada han surgido dos campeones inéditos como es el caso de Tres Cantos y Las Rozas, lo que indica el empeño que hay por trabajar desde las edades más tempranas en diferentes zonas de la Comunidad.

Y ese aspecto no solo se refleja en títulos, y sí en la presencia en las fases decisivas de clubes que tradicionalmente no habían hecho mucho hincapié en el mini, como son los casos de Rivas (una potencia emergente en el mini) o Fuenlabrada.

Bienvenidos.

Los comentarios estn cerrados.