Presentación
Clasificaciones
Equipos
Historia
Contáctanos

Patrocinadores
Para entrenadores
Enlaces
Foro de discusión
Información útil

Noticias
Horarios
Chico de la semana
Chica de la semana
Artículos

Otras entrevistas

Diego Lastra
(04/03/13)
Sonia Ortiz
(17-12-2012)
Eva Ocaña
(23-01-2011)
Serafín García
(15-06-2010)
Juanjo Zafra
(23-11-2010)
Blanca Fernández
(12-05-2009)
Irene Cuena
(15-09-2008)
David Suárez
(9-04-2008)
Erica del Cerro
(16-02-2007)
Ferdy Alcojor
(22-12-2006)
Alfonso Llanos
(27-03-2006)
Raúl Barrios
(06-06-2005)
Óscar Borrallo
(29-04-2005)
Susana Calvo
(02-03-2005)
Elena Martínez
(30-01-2005)
Antonio Rubio
(26-01-2005)
Ángel Alonso
(30-11-2004)
Roberto Álvarez
(16-06-2004)
Iván Rodríguez
(20-03-2004)
Cristina García
(12-03-2004)
Javier Torres
(29-02-2004)
Diego Calabuig
(29-01-2004)
Mariano Leiva
(10-12-2003)
Jesús Rizaldos
(13-11-2003)
Carolina Hurtado
(27-10-2003)
Alberto Suárez
(19-10-2003)
Mariana Cano
(19-10-2003)
Laura García
(29-05-2003)
José J. Borrás
(15-05-2003)
Anaís Civicos
(24-04-2003)
Samuel Peinado
(03-04-2003)
Sandra Palacios
(28-03-2003)
Blanca Bello
(08-03-2003)
Héctor Pérez
(03-03-2003)
Sergio Herranz
(17-02-2003)
Sonia Carralero
(08-02-2003)
María Leiva
(08-02-2003)
Silvana Jado
(01-02-2003)
Lorena Cuena
(23-01-2003)
Julián Grozav
(18-01-2003)
Tamara Canalejas
(29-11-2002)
Mateo Palka
(12-11-2002)
Alejandro Peinado
(12-09-2002)
Lucía Escalera
(12-09-2002)
Álvaro Gómez
(10-06-2002)
Inés Piatkowska
(10-06-2002)

 

NUESTRO CHICO DE LA SEMANA

"Lo que nunca este club debe perder, esté quien esté, es el espíritu de patio de colegio, familiar y cercano".
"La sensación de contribuir a la formación de un chico, tanto en el plano deportivo como moral, es lo más bonito que me ha ofrecido el baloncesto como entrenador. Si luego se queda bien o regular, es secundario. Pero ver que disfrutan del deporte, en compañía de sus amigos es lo más reconfortante".

David es uno de los históricos del club, perteneciendo a una saga familiar que ha tenido el baloncesto y el club como algo importante de sus vidas. Como jugador es luchador, constante, de los que pocas veces se viene abajo y trata de ser positivo, animando constantemente a los compañeros. Como entrenador es similar, pues el carácter y la forma de ser no se pueden modificar fácilmente cuando se cambia de actividad, siendo machacón y perfeccionista con sus jugadores, aunque sobre todo pretende que disfruten jugando, pues su concepto pedagógico del baloncesto busca la diversión, y no el sufrimiento, e intenta trasmitírselo a los demás. Después de unos años alejado del club de forma directa, esta temporada ha regresado en una doble función de jugador y entrenador. Ahora que ya tiene una estabilidad laboral como funcionario docente, puede dedicarle más tiempo a sus aficiones, aunque sigue pensando que de estudiar nunca se termina y ya tiene su vista puesta en el Doctorado o en proyectos personales, dentro de los cuales una de sus prioridades es viajar. Como es un culo inquieto siempre está buscando un vuelo, un hotel o una guía turística y aprovecha cualquier puente o fin de semana en el que no hay partidos para recorrer España y Europa. Vamos, un nuevo Phileas Fog.

Ficha técnica: DAVID SUÁREZ (n.º 4)
Lugar de nacimiento: MADRID (11-82)
Equipos: desde PREBENJAMINES en el club.
Equipo actual: 1.ª Nacional masculino

Como llevamos la sección del chico de la semana un poco parada, y hay que reactivarla, qué mejor que mirar cerca y preguntarle a uno de los clásicos del 1.ª Nacional: David, que ha vuelto al equipo tras un paréntesis de tres temporadas dedicado a sus estudios y sus oposiciones.

Para comenzar, David, ¿cuéntanos un poco cómo fueron tus inicios con el mundo de la canasta?. ¿Hubo presiones familiares?
Pues, evidentemente, sí que las hubo. Sin lugar a dudas, si no hubiera sido por mi padre mi deporte hubiese sido el fútbol. Creo que mi cuerpo estaba más preparado para el deporte rey, pero cuando lo único que ves alrededor tuyo son balones y pistas de baloncesto, la cosa está complicada. Así que empecé a jugar en un equipo mixto en prebenjamines entrenado por ese mito del baloncesto en Alcalá: Pedro Pablo.

Desde muy pronto quedaste catalogado como base, y así ha sido toda tu vida deportiva. Más repartidor de juego que anotador, pero ¿por qué casi nunca miras a canasta y te decides a entrar o tirar?
Bueno, cuando era pequeño sí que miraba bastante el aro, pero por una sencilla razón: me pillaba más cerca. El paso a las canastas grandes fue bastante difícil, porque las veía MUY altas, y me empecé a acostumbrar a pasar más el balón a los compañeros, y a dar asistencias. Disfruto dando asistencias, y aunque también me gustaría meter muchos puntos soy consciente de mis limitaciones. En cualquier caso, lo importante siempre es sumar para el equipo, haciendo la labor que sea. ¡Clase obrera al poder!

¿Qué recuerdas de tus primeros equipos, con Pedro Pablo o con El Presi?
Eran mis primeros contactos con el basket, y aprendí muchísimo en esos años. Especialmente con Gracia, sin el cual, ahora mismo no sabría como mantener la tensión de mis niños. Gracias a él, ya sé el truco: a grito "pelao". No, en serio, con Gracia aprendí mucho en defensa, y con el Presi en ataque (él fue el que me enseñó las bandejas, así que es culpa suya cuando las fallo).

Más tarde, al llegar a alevines te vas al antiguo Juventud Alcalá, en el que juegas varias temporadas, para volver en infantiles. Buenos tiempos, ¿no?, pues aún conservas varios amigos de la época.
Una época muy bonita, la verdad. Descubrí lo que es llegar 2 horas antes a los partidos, y pasarte hora y media jugando a 'mosqui', cantar bonitas canciones educativas en el autobús, como "Juan sígueme" o "la vida pirata", tontear con las niñas que entrenaban al lado y, sobre todo, conocer a gente muy grande. Ahí va ese pequeño homenaje para ellos: Pablito: ¡cómo nos entendíamos!, Alberto "el cabe": jefe bajo los aros y en el autobús, Olmo "lupen": grandes estadísticas, Dani "el luna" y Juan 'pagman': qué viajes más entretenidos nos ofrecías y, por supuesto, Morales, Angelillo, Benzal, Jaime, Gonzalo o los entrenadores Archilla y Chicho Serrano. Por cierto, éramos buenos y todo. Quedamos quintos de Madrid y yo hasta metía puntos (juro que un día metí 22 en un cuarto).

Luego vuelta al cole con "el" Chipi, y campeones escolares de Madrid, en aquella inolvidable semana en Navacerrada…
Como éramos unos currantes, y en el Alcalá nos dijeron que íbamos a entrenar cuatro días a la semana, me llevé a casi todos estos prendas al Juande, y formamos un equipo imbatible, entrenado por el gran Chipi (en liga escolar). Quedamos campeones de Madrid, tras una dura semana de noches sin dormir en Navacerrada. Mención especial a nuestro vigilante nocturno en la Sierra para que nos portáramos bien y no hiciéramos locuras: "el" Alfon. Gracias por apostar por nuevos métodos de concentración y preparación de un campeonato de Madrid, en los que lo importante era unir al grupo saliendo por las noches, haciendo trastadas por las habitaciones o jugando a las cartas o al ping-pong hasta las 5 de la mañana, mientras ligabas con las entrenadoras del resto de equipos y deportes. Sin ti la victoria hubiese sido imposible.

Cuando el colegio comienza a federar equipos allí estabas tú, con un excelente cadete que volvió a dirigir Antonio, El Presi. ¿Qué recuerdas de aquel gran equipo, que luego se desvaneció?.
Como lo de ganar en escolares se nos quedaba corto, nos metimos en federado. En cadete de primer no se nos dio muy allá, pero coincidí con grandes nombres de la historia del club: César, Scariolo (por aquellas épocas probablemente el mejor 4 de Alcalá), Zambrana o Manuel Torres, que en paz descanse.
En cadete de 2º año el equipazo era importante, porque a los que estábamos se nos unió Juanan y Asier, que luego nos los robarían el Estu y el Madrid (bueno a Asier sólo nos lo robaron para 2 entrenamientos). La pena fue aquel mítico partido en el Juncal contra el Alcalá, con unos 200 espectadores, en el que perdimos y nos quedamos eliminados gracias a la inestimable colaboración arbitral.

Luego, otro año fuera, y vuelves al júnior de 2º año, luego sub 21, y al final Mateo te coge para el mítico 1ª Autonómica, que en su segundo año consigue el ascenso a Nacional. También buenos tiempos, ¿no?.
Los años con Mateo fueron sin duda los que más he disfrutado con el baloncesto. Aparte de lo bien que lo pasábamos y los buenos jugadores que había, conseguimos ascender al equipo de categoría tras aquel mítico cruce con Rivas y la posterior Final Four en Joyfe. Creo que aquellas semanas toqué techo en lo que se refiere a la felicidad que te puede provocar pertenecer a un equipo ganador. Así mismo hay que recordar, aunque muchos no lo crean, que esa época fue también dorada para nuestro foro, del que surgieron internautas que rozan la leyenda urbana, como Ciudadano Alcalaíno (con un foro para él solo), Rolando Blackman, Walt Frazier, Mosca Cojonera o Mítico Chanquete.

Después del ascenso un primer año excelente en Nacional, con el equipo a punto de entrar en la Final Four, pero se nos cruzó un tal David Brabender que lo echó todo por la borda. Pero a pesar de todo satisfecho con el grupo, ¿no?
Muy satisfecho. La pena fue esa, que llegó un tal David Brabender, que no le conocía ni Dios y nos echó fuera del ascenso a EBA. Si no hubiese sido por aquel chico, muchos de los componentes del equipo estaríamos ahora ganándonos el pan en la ACB. ¡Qué mala suerte!

Al año siguiente decides dejar el club y centrarte en tus estudios, ya con la carrera terminada, comenzando otra y al mismo tiempo preparando oposiciones. Sin embargo el gusanillo del baloncesto te lleva al equipo de la Universidad. No sé si buenos tiempos, pero al menos eran divertidos.
Hablar de la 'Uni' es hablar de Pedro Pablo. Qué puedo decir de él: qué psicología, qué saber estar, qué temple... Probablemente hayan sido dos de los años en los que más me he reído jugando al baloncesto. Siempre recordaré esos viajes en autobús hablando sobre lo bien que va el país. Y, además, me dieron 4 créditos de libre elección. ¡Qué más se puede pedir!

Después de un par de años en la UAH, regresas al club jugando en el segundo equipo, el Villa de Meco. ¿Para mantener la forma, para echarse unas risas, o porque la exigencia era reducida?.
Por ninguna de esas razones. Era una tapadera. Me lesionaba cada dos semanas, me cogía una baja y así estudiaba más para las oposiciones. Meco estuvo muy bien: nos juntamos un grupo muy comprometido con el ascenso, donde nadie faltaba a entrenar y conseguimos desarrollar un juego fluido y organizado. Y qué decir de los compañeros, qué ejemplo de deportistas saludables éramos. Aún recuerdo la última comida del equipo, a base de agua mineral y verduras.

Ahora, ya con tus dos carreras terminadas y con las oposiciones en el bolsillo, decides regresar al primer equipo, ¿cuáles fueron los motivos para dar ese paso?.
Básicamente que pesaba 80 kilos y no me entraban la mayoría de los pantalones. Y me dije, el gimnasio es muy caro, correr uno solo es aburrido y en el pádel no se suda. Así que lo tuve claro: había que volver al Juande para hacer ejercicio. Ángel me comprendió perfectamente, y aquí estoy, en 73 kilitos de puro músculo.

¿Cómo ves al equipo este año?. ¿Habrá salvación?.
Esto ya es un tema serio. Nos salvamos seguro. Sólo hacen falta que se den cuatro factores: jugar por la mañana, entrenar con la copa pachanguita durante la semana, hacer una cena previa a la fase de descenso y que no venga Ángel a los partidos (sabes que lo digo desde el cariño)...

De todos los jugadores que han pasado por el club, ¿cuáles son los que más te han impresionado?. También de los pequeños.
En el plano personal, sin duda, el Chino, porque había que ser muy valiente para salir con esas pintas a los partidos, y el Buly, porque es nuestro padre espiritual, y la estrella que nos guía por el desierto.
En el plano baloncestístico, creo que por el Juande no ha pasado nadie mejor que Óscar Borrallo.
En cuanto a los chavales de la cantera, de Guille no voy a decir nada, que luego se lo cree. El mejor niño que he visto, y al que he tenido el placer de entrenar es Sergi, sin duda. No he conocido a nadie hacer las cosas que él hacía con su edad.

¿Y de los entrenadores?.
El mejor entrenador que he tenido, tanto por lo personal como por lo deportivo, ha sido el gran Maziu. De todas formas, todas las personas que entrenan o han entrenado en el Juande se merecen el cielo, por la labor desinteresada y apasionada con la que han puesto su granito de arena para que el club haya crecido tanto en tan poco tiempo.

Hablando de entrenadores, también has ejercido varias temporadas como tal. Primero con aquellos benjamines que fueron subcampeones de Madrid, y luego, tras unos años de descanso, vuelves para coger el Alevín 96 masculino que habéis metido en la Fase Semifinal. ¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de estos años como técnico?.
Lo mejor ha sido, por supuesto, el trato con los chicos, que al final es lo que queda. He tenido mucha suerte con los equipos que he llevado, tanto aquel 93, como este 96, por lo buenas personas que son los chicos y lo buena gente que han sido y son todos ellos. Así mismo, tengo que dar las gracias al Chino, a Jimmy y ahora a Fran, porque sin ellos no hubiera durado ni dos días con los chicos.
La sensación de contribuir a la formación de un chico, tanto en el plano deportivo como moral, es lo más bonito que me ha ofrecido el baloncesto como entrenador. Si luego se queda bien o regular, es secundario. Pero ver que disfrutan del deporte en compañía de sus amigos es lo más reconfortante.

Has anunciado ya que pase lo que pase dejarás de entrenar. ¿A qué vas a dedicar todo ese tiempo que ocupas ahora enseñando baloncesto?.
Pues a cualquier actividad en la que no tenga que gritar ni regañar, que ya lo hago por las mañanas, y si no voy a acabar cogiendo complejo de ogro. Tengo varias cosas pensadas, ya veremos por donde tiro al final.

¿Qué papel crees que les corresponde a los padres, sobre todo en los equipos de base?. ¿Has tenido muchos problemas en ese sentido?.
Pues esa es otra de las cosas que más contento estoy de estos años como entrenador. Por suerte, los padres que he tenido nunca se han metido en cosas del equipo o del entrenador, y siempre se han mostrado muy respetuosos y colaboradores. Nunca he tenido problema alguno con ninguno de ellos.

De aquel primigenio C.B. Juan de Austria que conociste bien al de ahora, evidentemente ha cambiado mucho. Lo bueno, que lo habrá, no hace falta que nos lo digas, pero lo malo sí que hay que solucionarlo. Sobre todo, ¿en qué fallamos?, ¿qué debemos mejorar?
Lo que nunca este club debe perder, esté quien esté, es el espíritu de patio de colegio, familiar y cercano. En mi opinión, no se falla en casi nada. Vuelvo a repetir, que todo el que dedica su tiempo libre a formar a niños en valores positivos se merece todo.
Quizá sí que me gustaría que nos quitáramos a veces ese complejo de inferioridad respecto al otro equipo importante de la ciudad, y que fuéramos menos protestotes con los árbitros, dentro de lo cual, me incluyo.

Por último, tú que fuiste el creador del término 'Cooltura de club', explícale a los nuevos qué es eso, aunque la 'Cooltura' esté últimamente un poco de capa caída.
Cooltura de club es un concepto originario de la noche discotequera, que adaptándolo al Juande, significa llegar al pabellón un sábado a las 9 de la mañana, verte 5 partidos, irte a las 2 de la tarde, conectarte en el foro a decir alguna parida, volver al pabellón a las 4 y media, verte otros 2 partidos, e irte a las 8 y luego ver quien te ha respondido al tema chorra que has abierto previamente. Al día siguiente te vas con banderas, bocinas y pancartas a ver al Nacional a Rivas, te quedas sin voz, vuelves a tu casa, y te vuelves a meter en el foro para sumar algún mensaje más e intentar dar caza a Rolando Blackman, aunque supieses que era imposible.

Aunque ya damos por terminada la entrevista, ¿hay algo que se nos haya quedado en el tintero, y de lo que quieras hacer mención?
Pues que al final no ha estado tan mal haberse dedicado al baloncesto en lugar de al fútbol. Pero vamos, 'papa', que en otra vida no me vuelves a convencer ni de broma, a no ser que en esa ocasión la altura me la lleve yo y no el brother.

 

© cbjuandeaustria.com, 2002
Optimizada para IE 5.0 y Netscape 4.6
Optimizada para 800x600

Haznos tu sugerencia

¿Qué persona del club crees que debe aparecer próximamente en esta sección?

Contáctanos