Presentación
Clasificaciones
Equipos
Historia
Contáctanos

Patrocinadores
Para entrenadores

Enlaces
Foro de discusión
Información útil

Noticias
Horarios
Chico de la semana
Chica de la semana
Artículos

NUESTRA OPINIÓN

- Un vistazo al mini madrileño
- La correcta mecánica de tiro: una asignatura pendiente
- La falta de lectura comprensiva: un mal endémico
- ¿Baloncesto de formación?
- Los sueños, a veces, no sólo son sueños
- La reforma del pabellón deportivo, de ilusión a realidad
- Un espejo en el que mirarse
- Mi idolatrado hijo Sisí
- Las nuevas reglas del baloncesto
- Los tiempos están cambiando
- Mi no comprender
- La NBA cada vez más cerca
- El sorpasso continúa a años luz
- La mano de Pepu
- ¿Están locos estos romanos?
- Viaje a ninguna parte
- No hay mal que por bien no venga
- ¿Por qué no puede crecer el C.B. Juan de Austria? - y 3
- ¿Por qué no puede crecer el C.B. Juan de Austria? - 2
- Cainismos y más
- ¿Por qué no puede crecer el C.B. Juan de Austria? - 1
- Un sistema de competición, cuanto menos,discutible
- A partir de ahora, más de lo mismo
- Pequeño examen del minibásquet madrileño
- Objetivo cumplido, ¿y ahora qué?
- La nueva religión
- La conjura de los necios
- La mejor temporada de nuestra historia
- Crónica de una derrota anunciada
- El mejor diario de Alcalá
- Historia de "una" infamia

El mejor diario de Alcalá

Escrito para www.cbjuandeaustria.com (20-02-2003)

A mediados del mes de octubre recibí una llamada de un redactor de Diario de Alcalá. En la conversación telefónica me dijo que estaban preparando un suplemento de baloncesto que saldría los viernes, y era su intención contar con todos los clubes de Alcalá de Henares, para lo cual me pedía una reunión y hablar sobre la forma en la que le trasmitiríamos la información. Le dije que teníamos un web que estaba, normalmente, actualizado desde el domingo por la noche, por lo que podía ver el partido que más le interesara, leer la crónica del mismo y, si lo deseaba, yo le facilitaría el nombre y los puntos de los anotadores. Quedó en acercarse un día por el colegio y... hasta hoy.

Es cierto que durante un par de semanas publicaron crónicas del club Filipense, además de las consabidas de Baloncesto Alcalá, pero desde entonces ni una más.

Quien se informe de la actualidad deportiva alcalaína a través del mejor (y único) diario de la ciudad, puede obtener una realidad plural y acertada si se trata de fútbol. Equipos como la RSD Alcalá, Avance, Complutense, Naya, etc. tienen esos 15 minutos de gloria de los habló Warhol. Los aficionados al balonmano o al voleibol también se pueden dar por satisfechos, pues los dos únicos clubes que trabajan esos deportes (Iplacea y Voleibol Alcalá) disponen de, al menos, una página completa.

A los que nos gusta el baloncesto lo llevamos claro. Sólo existe un club: Baloncesto Alcalá, y sólo sus equipos federados. Ninguno más. Si aparecen otros, ya sea Juan de Austria, Lope de Vega o el citado Filipense, es porque han tenido la "suerte" de jugar contra el club presidido por Jesús Martín. Es decir, salimos por "roce".

Aquel político que se encargue de dar subvenciones, de analizar el panorama deportivo de la ciudad (ahora que viene las elecciones municipales), o de conocer lo que realmente sucede en deporte complutense para ayudar a sus protagonistas (caso de Rafa Guijosa, al que todavía no tenemos el gusto de conocer), y su fuente de información sea Diario de Alcalá, obtendrá una pobre, sesgada y torticera información de lo que es el baloncesto alcalaíno.

Si sólo nos centramos en las competiciones organizadas por la Federación Española, o por la Madrileña (las municipales son totalmente ninguneadas), nos podemos dar cuenta de que Baloncesto Alcalá tiene 19 equipos, Juan de Austria 12, Filipense 8 y Lope de Vega 8. Eso quiere decir que Baloncesto Alcalá representa al 40% del baloncesto federado de Alcalá de Henares, pero dispone del 100% de la información y de la subvención, como después veremos. ¿A qué es debida tamaña desproporción? Pues creo tener alguna explicación y, evidentemente, la voy a exponer.

Jesús Martín es el presidente de Baloncesto Alcalá y de la Asociación de Empresarios del Henares, así mismo uno de los accionistas mayoritarios de Diario de Alcalá. El buen intento que iniciaron los redactores del periódico con Filipense, fue rápidamente truncado. Alguien dijo (no sé quien): ¡hasta aquí hemos llegado! y, a partir de ese momento, no hubo ninguna información más sobre el resto del baloncesto de la ciudad, que no fuera el del CBA.

Juan de Austria, a pesar de todo esto, sigue creciendo. Esta temporada ya tenemos 187 personas haciendo baloncesto con nosotros, a partir de los 4 años. Además 27 entrenadores, delegados o colaboradores, que no cobran un solo céntimo, es más, a muchos les cuesta dinero (en tiempo, en gasolina, en invitaciones a sus jugadores, ...). Podemos presumir de tener, en estos momentos y si la Federación no lo impide, una de las tres mejores canteras de benjamines de toda la Comunidad de Madrid, pues ahí están los resultados. Pero a pesar de todo nuestra subvención en el año 2002 ha sido de unas 70.000 pts. aportadas (y desde aquí no podemos más que dar las gracias) por la Junta Municipal del Distrito VI representada por su Presidente, Salvador Guardiá.

Hace poco tiempo, uno de nuestros entrenadores hablaba con el Director Gerente del Patronado Deportivo Municipal de una importantísima ciudad del Corredor, y le comentaba la situación en la que nos encontrábamos. No se lo podía creer, se hacía cruces de que todo el dinero destinado al baloncesto se lo llevara un solo club. Es más, decía que en su ciudad había tres clubes, y que la subvención se repartía equitativamente en razón de los equipos y jugadores que cada uno tenía.

Alcalá sí que es different. La verdad es que lo lleva siendo muchos años. Desde que vivo en la ciudad siempre ha sido así. Primero era Cajamadrid y luego, cuando desapareció, vino Juventud Alcalá. Hasta ese momento siempre había un solo club, y los colegios trabajábamos para ellos. Pero un día nosotros (en eso fuimos los primeros) decidimos emanciparnos. Al año siguiente, cuando ya teníamos una estructura rodada y un buen funcionamiento, desaparece Juventud Alcalá y surge de la nada Baloncesto Alcalá. El ayuntamiento (Eduardo Barrera o quien fuera), decide que las Escuelas Deportivas se concedieran a ese nuevo club.

No hubo, ni nunca lo ha habido, un concurso público, una presentación de propuestas deportivas o económicas. Nada de nada. Se renovaba el acuerdo y punto. Nadie protesta, todo el mundo se calla, bien por desconocimiento, o no vaya a ser que desde "el mejor diario de Alcalá" les lluevan los palos.

Es igual, seguiremos trabajando, seguiremos sin tener subvenciones, seguirá todo así de mal repartido, nadie moverá un dedo por nosotros pero, a pesar de todo esto, algunos ladran, luego cabalgamos.

 

© cbjuandeaustria.com, 2002
Optimizada para IE 5.0 y Netscape 4.6
Optimizada para 800x600