Presentación
Clasificaciones
Equipos
Historia
Contáctanos

Patrocinadores
Para entrenadores

Enlaces
Foro de discusión
Información útil

Noticias
Horarios
Chico de la semana
Chica de la semana
Artículos

NUESTRA OPINIÓN

- Un vistazo al mini madrileño
- La correcta mecánica de tiro: una asignatura pendiente
- La falta de lectura comprensiva: un mal endémico
- ¿Baloncesto de formación?
- Los sueños, a veces, no sólo son sueños
- La reforma del pabellón deportivo, de ilusión a realidad
- Un espejo en el que mirarse
- Mi idolatrado hijo Sisí
- Las nuevas reglas del baloncesto
- Los tiempos están cambiando
- Mi no comprender
- La NBA cada vez más cerca
- El sorpasso continúa a años luz
- La mano de Pepu
- ¿Están locos estos romanos?
- Viaje a ninguna parte
- No hay mal que por bien no venga
- ¿Por qué no puede crecer el C.B. Juan de Austria? - y 3
- ¿Por qué no puede crecer el C.B. Juan de Austria? - 2
- Cainismos y más
- ¿Por qué no puede crecer el C.B. Juan de Austria? - 1
- Un sistema de competición, cuanto menos,discutible
- A partir de ahora, más de lo mismo
- Pequeño examen del minibásquet madrileño
- Objetivo cumplido, ¿y ahora qué?
- La nueva religión
- La conjura de los necios
- La mejor temporada de nuestra historia
- Crónica de una derrota anunciada
- El mejor diario de Alcalá
- Historia de "una" infamia

Un espejo en el que mirarse

Escrito para www.cbjuandeaustria.com (3-11-2008)

Vicente Salaner (seudónimo baloncestístico de Víctor de la Serna), tiene un blog más que interesante: "Blogueo directo", en elmundo.es. Salaner, como otros ya entrados en años, no se suele cortar un pelo y dice alto y claro lo que otros muchos hacen con indirectas, por la espalda, de tapadillo o a escondidas.

En su último comentario: "Atacar el problema arbitral", y referido al intento de la NBA de controlar a sus desmadrados árbitros, dice que el encargado por David Stern para investigar el asunto arbitral, un tal Ronald L. Johnson, "está evaluando las actuaciones de los árbitros y recibiendo personalmente las posibles quejas de los clubes".

Además, la NBA ha nombrado a un reputado ex fiscal, Lawrence Pedowitz, que en un informe de 133 páginas "apunta a una serie de problemas verdaderos, y no sólo obsesiones de aficionados, entrenadores y prensa que ven que ciertos resultados son claramente manipulados". Y que, además, "sí que se notan preferencias y fobias, no especialmente raciales pero sí personales, en la forma de pitar de ciertos árbitros".

Descendiendo a un terreno más de andar por casa, uno no puede ver más que similitudes a pequeña escala con la todopoderosa NBA, pues en todas partes cuecen habas.

Si vemos ciertos arbitrajes de 1.ª Nacional, y los analizamos con la perspectiva que dan los años, observamos que con los mismos árbitros siempre se repiten los mismos problemas. Hay un grupito de 4 o 5, no más, que cuando arbitran al CBJA parecen ir predispuestos a hacer una serie de cosas, y trasmiten sensaciones como: al entrenador no le paso ni una, al número 16 le voy a controlar tal situación, a ése no le voy a pitar las faltas que le hagan, el otro sabe provocar las faltas en ataque pero las voy a pitar en defensa, al número 17 no le soporto y a la primera que me diga le marco una técnica,... y así de forma cíclica, año tras año.

La situación a veces ya resulta exasperante o aburrida, según el estado de ánimo, pero antes de comenzar los partidos se sabe la línea que van a seguir, e incluso entre los aficionados se gastan bromas sobre por cuánto se perderá y el número de barbaridades que nuestro amigo de gris cometerá en los 10 primeros minutos.

Siguiendo con la pequeña escala, la FBM y su departamento arbitral deberían revisar concienzudamente ciertas actuaciones, y no sólo las que sufre el CBJA, pues no es normal que siempre haya problemas con las mismas personas y en las mismas canchas.

Es cierto que hay pocos árbitros, que es una tarea dura y que hay que soportar situaciones desagradables por una cantidad de dinero en muchos casos prescindible. Algunos, los más veteranos, siguen por verdadera afición, aunque tampoco vendrán mal los más de 300 euros que ciertos meses pueden sacar, pero el problema reside en su nivel de competencia, muy inferior al de los jugadores de la mencionada categoría.

Por una simple cuestión de número, el nivel medio de los jugadores siempre es y será superior al del arbitraje, pues con un poco de dedicación y un nivel medio/bajo de conocimiento del juego se pueden alcanzar categorías de una cierta importancia: LEB, EBA o Nacional, y ver arbitrajes infames y claramente tendenciosos.

Pero el árbitro es una especie en vías de extinción, y parece ser que hay que protegerlo, se les consiente casi todo y se controla poco o nada lo que hacen, y por mucho vídeo que se pueda ver, la actitud y a veces la aptitud, rara vez se puede observar a través de las patéticas grabaciones que hacemos los equipos.

En algunas ocasiones, muy contadas y con horarios poco asequibles para la mayoría, se han hecho reuniones, pero de poco sirven. Si mientras se ve un partido se pudiera ir comentando con los responsables ciertas actitudes, se ganaría mucho terreno, los jugadores comprenderían a los árbitros y los árbitros verían que no todo lo que hacen les puede salir gratis, pero esto nunca sucederá. Bueno, a lo mejor en otra vida.

 

© cbjuandeaustria.com, 2002
Optimizada para IE 5.0 y Netscape 4.6
Optimizada para 800x600