Presentación
Clasificaciones
Equipos
Historia
Contáctanos

Patrocinadores
Para entrenadores
Enlaces
Foro de discusión
Información útil

Noticias
Horarios
Chico de la semana
Chica de la semana
Artículos

PARA ENTRENADORES

Ejercicios
Noticias
Cursos
Titulaciones
Bibliografía
Artículos

ARTÍCULOS

POR TEMAS

ACB
Arbitraje
Baloncesto de base
Diccionario
Españoles en la NBA
Michael Jordan
NBA
NCAA
Historias del basket
Para entrenadores
Selecciones españolas

El jugador completo

(Extraído por Miguel Salvitelli, entrenador del Racing Club de Avellaneda de Argentina)

BUTCH BEARD

El jugador completo es aquel que lo tiene todo. Tiene serenidad, empuje, habilidad; las cuales suma tanto dentro como fuera de la cancha. No falta a entrenar y hace todo por no faltar. Cuando entrena da lo mejor de sí. Mantiene la actitud y la contagia, llevando a sus compañeros a dar lo mejor, elevando su juego.

Todo el juego que realiza tiene por objetivo hacer lo mejor posible en cada situación. Por supuesto esto requiere talento natural y puede que nunca puedas saltar como Jordan, defender como Pippen, lanzar como Reggie Miller o pasar como Magic Johnson, pero a fuerza de prácticas puedes ser un jugador mucho más completo de lo que eres ahora.

De todos los atributos que necesitas para ser un jugador completo, quizá él más importante es la actitud mental. Por extraño que parezca hay jugadores que brillan en los entrenamientos, y cuando llega el partido son incapaces de tener un buen rendimiento. Quizá el miedo a equivocarse o la timidez hagan que no pueda desarrollar todo el potencial de su juego. Si tú eres uno de estos no te desesperes. Al contrario, relájate una vez pises la cancha; probablemente tengas ganas de hacerlo demasiado bien.

Después de todo, por más emocionante que sea el baloncesto, no es, en definitiva, más que un juego. Si sales a jugar nervioso y convencido de que nada te va a salir, probablemente sea así: la mente posee la rara cualidad de ver cómo se cumple lo que se piensa. Por el contrario, si te dices a ti mismo que sales a jugar lo mejor que puedes y encima a divertirte, entonces posiblemente todas las piezas de tu juego encajarán, tus músculos recordarán lo que estuviste entrenando, tus tiros comenzarán a entrar, harás buenos pases, colocarás asistencias y, lo más importante de todo, comenzarás a tener confianza en ti mismo.

Habrá instantes del partido en que vas a tener la sensación de que puedes hacer lo que te propongas, que no hay límites en tu juego. Comprobarás que aciertas en todo lo que intentas. Vas a conocer, incluso antes de que tus pies se despeguen del suelo, que tu tiro entrará, que puedes robar el balón sin hacer falta, que puedes evadir la presión. Es una maravillosa sensación, una de las más supremas y naturales, y si le preguntas a cualquier jugador de la NBA por qué juega, te va contestar que no es simplemente por dinero, sino por aquellos momentos en los cuales el juego roza la perfección.

Pero esto no surge por arte de magia, sólo depende de tu voluntad, de llevar tu juego a ese nivel. Esto requiere primero que te lo propongas, mucho entrenamiento, profundizar en los fundamentos diciéndote a ti mismo que vas a concentrarte en el juego con todas tus fuerzas; que vas a jugar en ataque y en defensa de la mejor forma que conoces; que vas a jugar con tanto orgullo y tan duro, como sean el máximo de tus fuerzas, que no cambiarás tu actitud ganadora ni siquiera por un instante.

Todo esto es muy personal, y nadie puede enseñarte orgullo y voluntad; tienes que desarrollar estos sentimientos en tu interior. Pero si te gusta el baloncesto, tienes ambición y te preocupas por la forma en que juegas, tus esfuerzos tendrán recompensa y verás sus frutos en tu actitud, tu personalidad, en la confianza en tus propias fuerzas, sensaciones que se meterán en tu persona y no te abandonarán en todo lo que hagas en tu vida.


Contéstame qué te pareció:
angel@arsystems1.com.ar

 

© cbjuandeaustria.com, 2002
Optimizada para IE 5.0 y Netscape 4.6
Optimizada para 800x600

Artículos para entrenadores

- Formar a los hombres altos
- Defensa presionante
1-3-1 en medio campo
- ¿Cómo ganar?
- El jugador completo
- El tonto del bote
- Defensa del bloqueo directo
- El rebote
- Cómo ganar con equipos jóvenes
- Baloncesto de base
- El entrenador como educador
- La defensa: el otro espectáculo