Presentación
Clasificaciones
Equipos
Historia
Contáctanos

Patrocinadores
Para entrenadores

Enlaces
Foro de discusión
Información útil

Noticias
Horarios
Chico de la semana
Chica de la semana
Artículos

Clasificaciones

Alevín 91 femenino

 

LAS CRÓNICAS DE MARIANO LEIVA

 

Jornada 3 fase 2
Covibar Rivas - Juan de Austria (08-03-2003)

 

"Desde el banquillo"

 

Tercer compromiso afrontado por el equipo del Juan de Austria en esta fase semifinal, en la que todos los partidos son finales en sí mismos. Desplazamiento de las complutenses a un campo, el de Covibar Rivas, en principio de los más duros de esta parte de la competición. Y, desde luego, que respondió a este calificativo, en lo que se refiere a lo deportivo y a lo no tan deportivo.

Un ambiente muy hostil recibió al equipo alcalaíno, en un pabellón que arropaba muy efusivamente a las jugadoras locales. La entrenadora de Rivas estaba tan dedicada a las evoluciones de sus jugadoras, que ni siquiera tuvo un momento para recibir y saludar al entrenador del equipo rival, como es costumbre y muestra de hospitalidad cuando se juega en campo propio.

En cuanto al partido, éste se inició un tanto dubitativo por parte de las visitantes y por parte de las propietarias de la cancha, mostrando a las claras lo que sería el desarrollo del juego. Las de Rivas se emplearon rápidamente con una dureza poco usual en esta categoría, consentida por la actuación arbitral, que pasaba por alto constantemente las bruscas artes que se pusieron en acción. Este desconcierto llevó a las locales a liderar el marcador en el primer cuarto por 12-8.

El segundo parcial mostró la tímida recuperación de las rojillas, que se sobrepusieron al juego desplegado por sus rivales y pasaron a dominar el marcador con un 7-14. Así se llegó al descanso con una mínima ventaja visitante de 19-22. Las cosas parecía que pintaban bien para las del Juande.

La reanudación confirmaba que la posibilidad del triunfo complutense debería pasar por realizar su juego y no entrar en la dinámica de provocaciones desplegada, tanto en la cancha, como en el banquillo de Rivas y en las gradas. Pero las chicas de Juanjo entraron en una fase de respuesta a los argumentos que se le proponían desde el equipo rival, descuidando de esta manera las verdaderas posibilidades de su técnica de juego. Al estar en clara ventaja en "esos asuntos", el equipo de Covibar consiguió anular la reacción de las complutenses e imponerse en el tercer parcial por 11-5.

Pero lo mejor estaba por llegar. Las del Juande no parecían tener la capacidad de tranquilizarse y jugar a su modo, viendo como sus rivales se iban con once puntos por delante, a falta de cuatro minutos para el final. Un tiempo muerto de Juanjo, realizó el milagro. Las alcalaínas se olvidaron de los desplantes y provocaciones a que eran sometidas, dedicándose a hacer lo que mejor saben, jugar al baloncesto. En esta situación las locales fueron las descompuestas, perdiendo muchos balones y desquiciándose paulatinamente en ataque. Los enfrentamientos descarados hacia el árbitro fueron constantes, se dispensaron "caricias" a diestro y siniestro, dejando claras secuelas en las caras de las visitantes (un labio partido, otro inflamado, un pómulo a la virulé) que en ningún caso fueron sancionadas por el colegiado. No faltaron miraditas de la jugadora número 11 desde la línea de tiros libres, en una actitud desafiante hacia el banquillo rival.

Otra faceta de lo ocurrido la protagonizó la persona que hacía la anotación. Gracias a la indicación de uno de los acompañantes de las rojillas, el delegado de éstas se interesó por la marcha del tiempo de partido. Cual no fue su sorpresa al comprobar que cuando el equipo de Rivas iba por debajo en el marcador, el cronómetro no se ponía en marcha y pese a las protestas del banquillo visitante, esta táctica se repitió alguna otra vez.

Pese a todo, los últimos minutos ofrecieron un juego brillante de las de Juan de Austria, tanto en ataque, como en la estupenda defensa que realizaron en el tramo final del encuentro. Ello les condujo a la victoria final, con un 13-18 de parcial, para un definitivo 43-45 que desató la alegría contenida en banquillo complutense. Sin duda alguna, fue un triunfo muy sufrido.

Pero con el pitido final no acabaron las peripecias de la expedición del Juande. La entrenadora local tampoco despidió a Juanjo, ni las jugadoras locales felicitaron a sus rivales por el encuentro. Y la guinda la pusieron los animadores de Rivas, mofándose de las triunfadoras e intentando reírse de ellas. Tal vez les iría mejor si se riesen un poco más de su actitud incomprensible. Alguno de los responsables de ese club, en vez de centrarse en otras guerras inútiles, debería analizar que es lo que tiene dentro de su propio territorio y dejar a los demás trabajar tranquilos.

Para las chicas del Juande, un DIEZ en comportamiento, capacidad de lucha y sufrimiento. Ya falta menos para conseguir el gran objetivo. ¡¡ ADELANTE CHICAS !!

 

Optimizada para IE 5.0 y Netscape 4.6
Optimizada para 800x600

Mariano Leiva

OTRAS JORNADAS

Jornada 4 fase final
Jornada 3 fase final

Jornada 2 fase final
Jornada 1 fase final
Jornada 3 fase 2
Jornada 5 fase 2
Jornada 4 fase 2
Jornada 2 fase 2
Jornada 1 fase 2
Jornada 10
Jornada 9
Jornada 8
Jornada 7
Jornada 6
Jornada 5
Jornada 4
Jornada 3
Jornada 2
Jornada 1