Presentación
Clasificaciones
Equipos
Historia
Contáctanos

Patrocinadores
Para entrenadores

Enlaces
Foro de discusión
Información útil

Noticias
Horarios
Chico de la semana
Chica de la semana
Artículos

Lunes 14 de abril
Martes 15 de abril
Miércoles 16 de abril
Jueves 17 de abril
Viernes 18 de abril

 

 

EL DIARIO DE INÉS PIATKOWSKA

 

Martes 15 de abril

 

"Mi estancia en el campeonato"

 

Nos hemos levantado muy pronto, sobre las siete o por ahí. Hacía sol y nos quedamos en la cama media hora más. Dormimos mal porque tuvimos frío y las camas estaban muy duras. Nos vestimos y salimos de las habitaciones para despertar a las demás chicas, pero debíamos tener cuidado para no hacer ruido, porque Nacho tenía la habitación al lado de la nuestra.

Despertamos a algunas y a otras les hicimos fotos mientras dormían. ¡Vaya caretos! También llamamos a las puertas de las habitaciones de los chicos que estaban enfrente, pero entonces Ana nos regañó y nos dio los móviles.

Antes de desayunar despertamos a Raúl con un fuerte cumpleaños feliz, ya que cumplía 32 años. Se alegró mucho, y gritamos tanto que los chicos y el fisioterapeuta, Víctor se despertaron. Ahora ya, siempre que vemos a Víctor nos saluda diciendo:"Felicidades chicas o feliz cumpleaños". Es muy majo y enseguida nos hicimos amigos.

Bueno, luego bajamos a desayunar, pero antes cogimos zumo y la pastilla Supradin que nos teníamos que tomar todos los días. ¡Qué asco! Luego dimos un paseo por las orillas del mar. Ahora sí que se apreciaba bien. Me pareció muy grande y muy azul. Paseamos en las orillas y entonces vino una ola y nos mojó hasta las rodillas y nos fuimos al pabellón mojadas.

Llegamos al pabellón y estaban ellos animando y gritando, que vergüenza. Nos sentamos en las gradas y seguían gritando:"Juan de Austria y Miguelito" y todas las chicas preguntándome que quienes eran y quien era Miguelito. Les dije que eran de mi club y que estaban locos.

Estaban calentando Galicia y Baleares. Valencia empezó jugando mal, por lo que iban perdiendo. Nos fuimos al hotel y las de Baleares no paraban de mirarnos. Después de comer subimos a las habitaciones para preparar el partido.

Nos vestimos con la equipación blanca, nos pusimos los calcetines que nos teníamos que poner y que nos quedaban enormes pero bueno, nos peinamos, hicimos las mochilas, y nos fuimos en autobús al pabellón ''El molí''.

Cuando entramos aparecieron todos gritando y animando otra vez. Nos sentamos en las sillas que había en el pabellón y vimos un rato a los chicos, en el descanso iban ganando, y no me extraña porque son muy buenos. En especial David, el 5, un base espectacular.

Después empezamos a calentar en los pasillos de los vestuarios. Hicimos series de "skipping'', "contraskipping", progresivos, estiramientos y luego ya calentamos las articulaciones. Cuando acabó el partido en la pista que jugábamos, empezamos con balones. Fue el momento que más vergüenza pasé porque empezaron a gritar Inés y se oía en todo el pabellón.

Hicimos entradas normales, con tiro y con pase, tiros libres y 2 contra 1. Cuando el árbitro pitó 1 minuto acabó el calentamiento. Estábamos todas sudando mucho ya que el calentamiento fue muy duro. Empezamos jugando un poquito mal, e íbamos perdiendo de poco.

Me gustó como animaron los del club, porque siempre que no estábamos jugando bien pues nos animaban y cuando metíamos canasta tiraban papelitos. Salí en el tercer cuarto. Estaba muy nerviosa porque era la primera vez que me sacaba. Creo que jugué bastante bien y estaba contenta de cómo había jugado. Me cansé mucho, y metí 1 canasta desde fuera de la zona.

Íbamos todo el rato empatadas, pero el final en el último minuto perdíamos porque la 13, la mejor, y la única que las metía, nos metió un triple y ya perdimos de 7 al final, creo.
Empezamos mal. Perdiendo el partido. Al final casi todas se pusieron a llorar y casi lloro porque cuando las veía llorar me daba rabia y mucha pena. Ya en el vestuario nos hablaron de esto, y que no pasaba nada. Se nos pasó lo de llorar y nos duchamos todas sin ropa, para que luego diga César que si somos unas vergonzosas o pijas... je, je.

Teníamos que ganar mañana como sea. Después de ducharnos nos dieron Sunny, una mochila y un paraguas de regalo. Salimos y allí nos esperaban todos los padres y los del club. Nos empezaron a animar y eso nos levantó un poco el ánimo.

Nos fuimos en autobús al hotel y antes de cenar nos fuimos un rato con los chicos. Me contaron que les gustó como les animaron los del club y que eran la caña. A las 8:30 cenamos y después dimos un paseo por la ciudad. Nos invitaron a un helado porque era el cumple de Raúl. Esa noche nos reímos mucho porque el heladero hablaba con voz pija y eso nos hizo mucha gracia.
Después del paseo nos fuimos a las habitaciones, nos pusimos el pijama y a dormir. Hacía mucho viento y nos daba mucho miedo porque se oía un ruido muy raro. Nos despedimos de los chicos, de Ana, Mónica y de las otras habitaciones. Pero antes de acostarnos hicimos un juego de hacernos preguntas. O sea, Silvia nos hizo una pregunta que no puedo desvelar su contenido pero nos empezamos a reír mucho. Imaginaos, Ana y Mónica nos regañaron 3 veces. Estábamos todas por los suelos, llorando de risa. Que fuerte, lo que nos pudimos reír. Una de las repuestas que dijo Silvia sobre la pregunta fue: "es totalmente natural" y esa frase nunca la olvidaremos. Más tarde nos quedamos fritas porque estábamos muy cansadas pero ese día nunca lo olvidaré.

 

© cbjuandeaustria.com, 2002
Optimizada para IE 5.0 y Netscape 4.6
Optimizada para 800x600

Inés Piatkowska