Presentación
Clasificaciones
Equipos
Historia
Contáctanos

Patrocinadores
Para entrenadores

Enlaces
Foro de discusión
Información útil

Noticias
Horarios
Chico de la semana
Chica de la semana
Artículos

Lunes 14 de abril
Martes 15 de abril
Miércoles 16 de abril
Jueves 17 de abril
Viernes 18 de abril

 

 

EL DIARIO DE INÉS PIATKOWSKA

 

Miércoles 16 de abril

 

"Mi estancia en el campeonato"

 

Ya era de día, nos despertamos bastante pronto. Eran las 8 y como siempre nos vestimos para bajar a desayunar. Antes de bajar visitamos a nuestras compañeras y les dimos algunos toques a las puertas de los chicos y rápidamente nos metimos en la habitación.

Vino Ana y nos dio zumo y colacao para el desayuno. Cogimos la pastilla, cerramos las habitaciones y bajamos a dejar las llaves en recepción. Desayunamos cereales y algún croissant y luego estuvimos hablando con los chicos. Eran muy majos y enseguida nos hicimos amigos. Después vinieron los entrenadores e hicimos una concentración en la 1ª habitación.

Nos hablaron sobre el partido de ayer, nuestros fallos, jugadas, ataque, defensa y todo sobre el campeonato. Para no quedar eliminadas teníamos que ganar como fuese. Hoy tocaba el País Vasco y Nacho nos explicó cómo jugaban para enseñarnos la defensa y el ataque adecuado. 15 minutos después nos dijeron que nos pusiésemos el chándal para bajar al jardín.

Enseguida bajamos y cogimos 1 botella de agua para después. Empezamos a jugar a una especie de rescate todos juntos, los entrenadores, excepto Thania que estaba lesionada del partido de ayer y no podía correr. Fue muy divertido porque lo mejor era ver cómo corrían Nacho, Ana, Carlos, Raúl y Mónica. Más tarde hicimos 2 equipos. Cada equipo debía juntarse con las manos y los pies, haciendo una bola para que el otro equipo no les separara. Ese juego fue lo mejor porque a nuestro equipo no nos podían separar. Nos teníais que ver todos gritando y restregándonos por la hierba. Qué fuerte. A continuación Mónica nos enseñó 2 juegos de pensar muy entretenidos que tardamos en descubrir. Después trajimos las cartas y jugamos a polis y cacos.

Era la 1:30 o por ahí y nos subimos a las habitaciones a charlar y descansar un ratillo. A las 2:00 bajamos a comer. Podías elegir muchas cosas pero como siempre pues no me gustaba nada. Cuando acabamos de comer, nos dejaron hacer lo que quisiéramos así que nos bajamos al jardín y nos sentamos en las sillas. Cogimos los discman y pusimos la música en alto. En ese momento nos relajamos algo y a las 4:00 subimos a las habitaciones y todos nos metimos en una.

Allí estaba Raúl, Carlos y Mónica cantando y bailando. Cantaban la de Sámbame, Antonio Orozco y lo hacían genial. Nos reíamos un montón porque ponían unas caras... Luego se vistieron con toallas, y camisetas y se parecían a los faraones. Al final acabamos todos bailando, lo que nos pudimos reír. Superfuerte. Lo de qué fuerte tía y superfuerte o que me fuerte me parece era porque Ana nos lo pegó. Ella lo decía todo el rato y así nos lo pegó.

Estábamos así todo el día y hasta los chicos se reían de nosotras. A las 4:00 acabaron los bailes y nos teníamos que preparar para el partido. Hicimos las mochilas, nos vestimos y fuimos a la otra habitación para que Mónica nos peinara. Salimos en autobús al partido, llegamos al pabellón y nos cambiamos y empezamos a calentar.

Al salir a la pista nos empezaron a animar como siempre. ¡Cómo se les oía! Empezamos ganando. Salí en el 1º y 3º cuarto, pero no me gustó como jugué. En el 4º cuarto íbamos perdiendo de poco. Nos vinieron a ver los chicos y junto con los del club nos animaron todos juntos. Me pareció muy bien porque así nos animaron un poco. Sólo faltaban 15 segundos o menos y María metió una canasta que yo creo que nos dio el triunfo porque así íbamos ganando de 3. Al final ganamos y todos nos pusimos a llorar de alegría.

Enseguida nos metimos en las duchas y cuando salimos todos nos aplaudieron y sobre todo los del club. Nos hicimos muchas fotos y después nos metimos en el autobús para ir de vuelta al hotel. Todos los chicos me decían que mis entrenadores eran la caña y que les gustó lo que les animaron en su partido. Me dijeron que os pusisteis a presentar a los jugadores y que se lo pasaron muy bien. Cenamos y nos dejaron coger un helado. También nos teníamos que beber 1 botella de agua en la hora siguiente. Casi devuelvo de tanta agua.

Nos dejaron 1 hora libre y nos fuimos con los chicos, a la sala de bailes y a las mesas de billar. Nos lo pasamos muy bien porque nos pusimos a bailar y estuvimos riendo de cómo jugaban al billar. Después de esa hora nos subimos a una habitación a estirar. Se nos había olvidado con la euforia de haber ganado, nos reímos muchos y luego nos tumbamos todas e hicimos relajación. Cerramos los ojos y Carlos nos contó una historia de la playa, el campo y las gaviotas. Pero en un momento nos reímos todas porque dice Carlos: "Estáis en la playa, sintiendo el frescor de la hierba". Y al acabar nos dimos cuenta de que una chica, Adri, se había dormido. Eso sí que era fuerte.

Eran las 11:00 y tocaba ir a la cama. Nos pusimos el pijama y charlamos un rato pero enseguida nos quedamos fritas porque estábamos muy cansadas después de todo el día.

 

© cbjuandeaustria.com, 2002
Optimizada para IE 5.0 y Netscape 4.6
Optimizada para 800x600

Inés Piatkowska