Presentación
Clasificaciones
Equipos
Historia
Contáctanos

Patrocinadores
Para entrenadores

Enlaces
Foro de discusión
Información útil

Noticias
Horarios
Chico de la semana
Chica de la semana
Artículos

Lunes 14 de abril
Martes 15 de abril
Miércoles 16 de abril
Jueves 17 de abril
Viernes 18 de abril

 

 

EL DIARIO DE INÉS PIATKOWSKA

 

Viernes 18 de abril

 

"Mi estancia en el campeonato"

 

Hoy nos hemos levantado muy temprano, sobre las 8:15 para ir a ver a las minis en Blanes. Nos bajamos a desayunar como siempre, pero no había tanta gente porque era muy pronto.

Después de desayunar nos fuimos directamente al autobús a ver a las minis en Blanes. No tardamos mucho y al llegar pasamos dentro del pabellón. Había mucha gente así que nos quedamos de pie viéndolas y animándolas. Iban ganando de poco y además el partido estaba muy emocionante.

Después vinieron los del club, todos con voz ronca y empezaron a animar como siempre. De tanto animar ya casi todo el mundo les conocía. Encontramos algo de hueco abajo, así que nos sentamos y colgamos la bandera de Madrid. Al final ganaron, y se lo merecían porque habían jugado muy bien.

Más tarde, al finalizar el partido, fuimos a la puerta del pabellón e hicimos un pasillo para ellas. Pero tardaron mucho en salir, no se por qué. Ya cuando pasaron las felicitamos y empezamos a cantar nuestras canciones. También animamos a las Gallegas de nuestra edad porque eran muy majas. Aunque habían perdido de 1 o algo así.

Bueno, después salimos a dar una vuelta al paseo marítimo, ya que estaba cerca. Otra vez vi el mar pero esta vez nos dejaron quitarnos las zapatillas y andar un poco por la arena de la playa. También nos metimos en el agua hasta las rodillas. Estaba congelada y no sé como Jaime, Alberto y César se podían estar bañando. Cada 15 segundos nos teníamos que salir del agua porque estaba tan fría que te hacía daño. ¡Qué fuerte me parece! Me gustaron muchos las olas porque era la primera vez que pisaba la arena del mar, que sentía el agua y las olas. Había mucha espuma blanca y después de salirme me senté con todas en la arena. Estuve buscando unas cuantas conchas que me guardé como recuerdo. Después de media hora allí, nos tuvimos que ir.

Seguimos caminando hasta unos acantilados y allí nos dimos la vuelta hasta llegar al pabellón y estuvimos un rato. Hacía mucho calor y teníamos todas mucha hambre. Al llegar al hotel comimos. Era la última vez que comíamos aquí y esta vez la comida estaba más o menos buena.

Directamente fuimos todas a una habitación y Nacho nos explicó que para este partido había que tener orgullo y ser valientes en el ataque y defensa. También elegimos como una canción para este partido y que le gustaba mucho a Nacho. Era la de "Color Esperanza" de Diego Torres y todas nos pusimos a cantar. Nos subimos otra vez al autobús y pusieron la de "Color Esperanza" y durante todo el camino estuvimos cantando esa canción.

Calentamos y comenzó el encuentro. Era el último partido que jugábamos en el campeonato y teníamos muchas ganas de ganar a Valencia. Sabíamos cómo jugaban, ya que en Daroca (Zaragoza), en el torneo, nos ganaron.

Empezamos jugando bien pero no metíamos ni una. Jugué el 3er. cuarto y creo que lo hice bastante bien. En el último cuarto íbamos casi empate y en el último minuto perdimos de 3 o algo así. Bueno, habíamos hecho lo que pudimos y ya está. Yo estaba muy contenta con ese sexto puesto de España y además habíamos trabajado mucho y sólo era mala suerte. Muchas de las chicas se pusieron a llorar pero tuvimos que consolarlas y decirles que hemos hecho lo que hemos podido. Nos duchamos, nos bebimos el Sunny y nos comimos el croissant.

Después fuimos andando hasta el otro pabellón grande. Allí jugaban los chicos. Entré y me quedé sorprendida porque nunca había visto a tanta gente viendo un partido de baloncesto. Era inmenso y nos sentamos en las sillas del pabellón. Empezamos a animar junto con los del club. Hasta les echaron del palco por hacer mucho ruido.

El partido era difícil. Esta vez contra Cataluña. Jugaron muy bien, como siempre y, cómo no, ganaron. Todos nos pusimos a saltar, ya que con ese triunfo se metían en la final del día siguiente.

Después del partido fuimos a cenar y después nos cambiamos de ropa. Estuvimos esperando a los chicos. Nos dejaron hasta las 11:30 y nos metimos en la sala de baile y donde había un grupo. Nos metimos a bailar con los ancianos. Nos lo pasamos más bien... ahí todos bailando. Después paramos a descansar y más tarde vinieron los chicos. Nos salimos un rato con ellos y hablamos también con las de Murcia. ¡Que bien nos lo pasamos! Pasadas las 11:30, subimos a las habitaciones y en ese momento le esperaba una sorpresa a Ana (la delegada). Le habíamos preparado una banda con papel higiénico que ponía "superdelegada 2003" y le regalamos el peluche del equipo (el oso). Se puso muy contenta y comenzó a llorar.

Esa noche nos hicimos muchas fotos como recuerdo. A la 1 o por ahí nos metimos a la habitación e hicimos las maletas para no hacerlas mañana. También nos pusimos a firmar cantidad de camisetas como recuerdo. Firmamos cada una 20 o por ahí. ¡Qué fuerte!. También nos pusimos algo tristes ya que no queríamos irnos. Nos pusimos el pijama y Ana nos trajo unos diplomas y posters. Nos tumbamos en las camas. En ese momento empezaron las risas. También vino Ana y se quedó con nosotras hasta las 4 o así.

Durante esas 2 horas aproximadamente nos reíamos a carcajadas, casi llorando, tiradas por los suelos. Nunca me había reído tanto como ese día. Me puse a imitar a Bisbal, Nina, Bustamante y a muchos más y todas se partían el... Desde ese momento me llaman "Bisbalina" je,je. Nos acostamos sobre las 4:30 o 5 pero ese día no lo olvidaré nunca.

 

© cbjuandeaustria.com, 2002
Optimizada para IE 5.0 y Netscape 4.6
Optimizada para 800x600

Inés Piatkowska