Presentación
Clasificaciones
Equipos
Historia
Contáctanos

Patrocinadores
Para entrenadores

Enlaces
Foro de discusión
Información útil

Noticias
Horarios
Chico de la semana
Chica de la semana
Artículos

Otras clasificaciones

Masculino federado

Benjamín 94
Benjamín 93
Alevín 92
Alevín 91
Júnior "B" fdo.
Júnior "A" pfte.
1ª Autonómica

 

 

Femenino federado

Benjamín 93
Alevín 91
Infantil "A" pfte.
Cadete pfte.
1ª Nacional

 

Competición escolar

Benjamín "C" masc.
Infantil "B" fem.

 

Volver a temporada 02-03

Lee las crónicas de: Javier Morillo

JÚNIOR PREFERENTE MASCULINO - SERIE A

CLASIFICACIÓN 3ª FASE - GRUPO 5

Equipo

Ptos.

J

G

E

P

TF

TC

1

Liceo Francés

9

5

4

0

1

389

243

2

C.B. Juan de Austria "A"

9

5

4

0

1

364

290

3

Colegio Brains

8

5

3

0

2

303

310

4

Fuentelarreyna

7

5

2

0

3

279

276

5

Miscasa Villalba

6

5

1

0

4

256

351

6

Agustiniano "B"

6

5

1

0

4

271

330

CLASIFICACIÓN 2ª FASE - GRUPO A2-B

Equipo

Ptos.

J

G

E

P

TF

TC

1

Maná Fuenlabrada "A"

20

10

10

0

0

883

625

2

Pilaristas

16

10

6

0

4

731

714

3

C.B. Juan de Austria "A"

16

10

6

0

4

671

667

4

Maristas Chamberí

14

10

4

0

6

597

578

5

Estudio "A"

13

10

3

0

7

616

723

6

Majadahonda C.B.

12

10

1

0

9

574

765

CLASIFICACIÓN 1ª FASE - GRUPO A2-D

Equipo

Ptos.

J

G

E

P

TF

TC

1

C.B. Juan de Austria "A"

19

10

9

0

1

810

643

2

Menesiano

18

10

8

0

2

732

601

3

Pilaristas

16

10

6

0

4

760

667

4

Baloncesto Pozuelo

15

10

5

0

5

704

667

5

Colmenar Viejo

11

10

1

0

9

558

803

6

La Paz C.D.

11

10

1

0

9

525

708

 

DESDE EL BANQUILLO por Javier Morillo

WHISTLE-WARS PRESENTA:

WHISTLE-MAN O EL PODER DEL SILBATO

Hace mucho tiempo en una Galaxia lejana, muy lejana...

Episodio IV - Una nueva esperanza

Javier Skywalker siempre había querido ser un aguerrido guerrero sideral. Desde que él recordaba había acariciado secretamente la posibilidad de ser alguien poderoso y respetado en la Galaxia (basquetbolera, para más señas). Sin embargo, el camino hasta ese momento había sido duro y la fortuna no le había sonreído. Había intentado ingresar en la Orden de los Basketball Players, pero a pesar de su denodado esfuerzo nunca consiguió destacar.

Pero el destino, ayudado por el Espíritu del Silbato, tenía grandes planes para él. Una noche calurosa de verano, agobiado por
sus deseos oscuros de poder y ser alguien, descubrió su vocación: "Seré árbitro", se dijo a sí mismo. "Recorreré la Galaxia impartiendo justicia con mi silbato-láser y derrotaré a las huestes de la Orden Basquetbolera Rojilla, foco del mal y enemigos de todo lo que es bueno y justo". Y así, Javier Skywalker luchó batallas que, gracias al "Poder del Silbato" que poseía y al "Espíritu de la Regla" que siempre le acompañaba, consiguió decantar hacia su lado.

Pero las batallas sólo eran un preludio a la Gran Guerra Galáctica, que estaba pronta a suceder. Y Javier Skywalker se preparó
como nunca dispuesto, de una vez por todas, a terminar con un grupo que persistía en su afán de ser protagonista por encima de
él, y de robarle el respeto al que tenía derecho.

Y comenzó la Gran Guerra, una como nunca había visto la Galaxia Basquetbolera y que, para el bien de todos, sobre todo de él mismo, sólo podía tener un final: la derrota total y absoluta de la Orden Rojilla. No bastaba, como bien sabía Javier Skywalker, con la derrota en la batalla. Tenía que asegurarse de que nunca volvieran a levantarse, e identificó con clarividencia manifiesta a los malvados jefes de la Orden Rojilla: el emperador malo-malote-malíiiiiiiisimo Morillus y su lugarteniente, el pérfido
Darth A. Suárez, maestro del "Cambio-Bodiroga" e imbuído por el poder del Trabajo-en-los-entrenamientos. Era imprescindible eliminarlos para tener oportunidad de derrotarles.

Y comenzó la batalla, y en ella Javier Skywalker demostró que los largos periodos de preparación no habían sido en vano. Rápidamente mostró sus armas, fintando acá, atacando allá, replegándose momentáneamente para tomar un respiro, y esperando el momento de dar la estocada mortal que decidiría la Guerra.

Y el momento llegó.

Tras una jugada rápidamente sancionada en contra de la Orden Rojilla (aunque no lo sea no importa, el fin justifica los medios) escucha una voz proveniente de la Nave-Banquillo Insignia de los malos-malotes-malíiiiiiiisimos (más conocida como El Banquillo de la Muerte) que le ataca con "Hombre, ha sido pasos".

"¿Pero cómo?", piensa nuestro héroe, "¿es posible que me haya equivocado?." Momentos de duda siembran su pensamiento haciendo peligrar la misión, pero el Espíritu de la Regla está con él, y a su lado el Poder del Silbado. Y en su mente escucha susurros que le dicen:

"Utiliza la Técnica, Javier. Adelante, Javier..."

Ahora no tiene dudas, y usando su mejor arma ataca una, dos, tres... hasta cinco veces para terminar con su enemigo. Y observa con satisfacción como las huestes malvadas de la Orden Rojilla van cayendo una tras otra, y al final la victoria es suya, sólo suya. Y piensa "SOY EL MEJOR, NADIE PUEDE CONMIGO. DESDE AHORA Y EN ADELANTE SÓLO HABRÁ UN HÉROE Y SERÉ YO, JAVIER SKYWALKER."

Y le conocerán como Javier Skywalker, azote de Rojillos y adalid de la justicia arbitral, Whistle-Man batallador inasequible al
desaliento, imbuido por el Espíritu de la Regla y ayudado por el Poder del Silbato, y bajo su certera hoja caerán todos aquellos que, en su ignoracia, quisieron pensar algún día que ellos también merecen respeto en la batalla de los Campos del Baloncesto. Y fenecerán aquellos que, en su soberbia infinita, pretendieron robarle protagonismo y una gloria para la que, sin duda, había nacido y sido destinado.

 

Nota: Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. LA REALIDAD ES MUCHO PEOR.

Dedicado a Javier Arbex, con cariño. Recapacita, querido, que nuestro Club no te ha hecho nada y tú no debes ser el protagonista de esta historia. Nos vemos en Federación.

 

© cbjuandeaustria.com, 2002
Optimizada para IE 5.0 y Netscape 4.6
Optimizada para 800x600

Júnior preferente masculino:

Javier Morillo

Resumen de la temporada

La temporada que ha realizado el júnior A, sólo cabe calificarla como excelente. Podían haber conseguido el 10º puesto de Madrid, si un nefasto e intencionado arbitraje en el último encuentro no lo hubiera impedido, amén de las dos prórrogas que necesitó el partido ante Liceo Francés.

Al final, después de 5 temporadas, Javi Morillo ha conseguido hacer jugar muy buenos momentos a su equipo, notándose claramente la progresión de muchos de los jugadores.

Sólo cabe lamentar la importante lesión de Pepe, que obligó al equipo a intentar suplirlo (cosa harto difícil) desde enero, notándose mucho su ausencia en determinados encuentros.

Ahora un futuro bien dispar espera al grupo, aunque esperamos poder reunirlos de nuevo, pues merecen la pena, como personas y como jugadores.